Valores hacia el empleado.

Estar comprometidos con el corazón y con la mente.

Actuar siempre con rectitud y transparencia.

Valorar a mis semejantes y a mi entorno

Ser proactivos y abiertos al cambio.

Actuar con objetividad e imparcialidad.

Hacer que las cosas sucedan, depende de mí.